5 mitos del sexo que no debes creer
abril 13, 2017 2:39 pm

MITO #1

 

 

 

Ella quiere un supermacho

 

 
No, las mujeres no necesitan un superman que esté toda la noche practicando el Kamasutra al completo ni que tengas una erección constante, de veras. Hay que aclararlo porque a muchos esa supuesta exigencia está creándoles tanta ansiedad que se quedan bloqueados y son incapaces de eyacular y/o de llegar al orgasmo. La eyaculación precoz también puede venir de ahí. El gran problema es que si les pasa dos veces ya anticipan que les va a pasar siempre… y efectivamente, la profecía se cumple por puro condicionamiento mental.

 

 

 

MITO #2

 

 
Las mujeres tienen dos tipos de orgasmos

 

 
No tienen dos tipos de orgasmos. Sólo se produce por estimulación del clítoris. Otra cosa es que la estimulación sea directa, con la lengua, los dedos, algún juguetito, etc. O indirecta: al penetrar en la vagina por rozamiento del clítoris desde dentro. El clítoris es un miembro similar al pene en cuanto a que también se pone en erección y consta de glande, cuerpo y raíces. Para tu sorpresa, hay algunos de mayor longitud que ciertos penes. Sin intención de ofender ni de entrar a competir, que conste.

 

 

 

MITO #3

 

 

 
El clítoris siempre está para ti

 

 
En vez de hablar del cunnilingus, proponemos llamarle minete, como en portugués, que suena mucho más apetecible y pronunciable. Todo generoso caballero que se esfuerce por hacer un buen minete se habrá dado cuenta de que cuando está ahí masajeando el clítoris con la lengua y los labios, justo cuando ella va a tener el orgasmo, el capuchón lo envuelve y el clítoris ¡desaparece! Como ellas conocen dónde se esconde, la solución es quedarte allá quieto, sin levantar la cabeza, ejerciendo presión; no importa que no se note nada, tú sigue a la chica, que ya sabe cómo moverse, hasta que grite basta.

 

 

 

MITO #4

 

 
La infidelidad es una excepción a la regla

 

 
A pesar de que ambos sexos mantienen ideológicamente su rechazo a la infidelidad, más de la mitad de la población es infiel o lo ha sido alguna vez. En la mayoría de las sociedades la infidelidad es habitual, así como entre el 99% de las especies animales. Los científicos han comprobado que somos neurológicamente capaces de desear a más de una persona a la vez, aunque sea de diferentes maneras.

 

 

 

Puedes sentir un profundo apego hacia tu novia, sin que eso te impida vivir una historia apasionada con alguien del gym, y a la vez, experimentar deseo sexual mientras ves un anuncio de colonias. Eres normal, tranquilo. Lo de la monogamia es un invento del ser humano para favorecer la cría de los hijos. Lo que decidas hacer con esas pulsiones es cosa tuya.

 

 

 

MITO #5

 

 
El amor es un sentimiento indescriptible

 

 
No, el amor es otro invento del ser humano para justificar el matrimonio y la monogamia. Otra cosa es el enamoramiento, y lo identificarás sin problemas por el tremendo cóctel de hormonas que se te activan en el cerebro y te dejan totalmente K.O. por unos 3 o 4 años.

 

 

 

La dopamina es la que nos proporciona el estado del bienestar que nos pone cara de tontos; la serotonina, cuando está en pico, es la responsable de la pasión; pero en cuanto se pasa la euforia, llega la oxitocina, esa molécula del amor que fomenta el cariño, el apego y el deseo, o sea, es la que mantiene el vínculo. Y la vasopresinaayuda a la fidelidad. Son independientes y funcionan a lo largo del tiempo, si bien hay interacción y feedback entre todas ellas.

 

 

 

Alo.co

Por Confirmado: Oriana Campos



0 comments