3 deliciosas tortas de Maru Botana
diciembre 5, 2018 10:06 am

A punto de presentar su nuevo libro “Las recetas de mi vida”, Maru nos da un adelanto: tres riquísimas tortas para que hagas en tu casa.

 

 

 

Famosa por sus tortas, postres y platos dulces, Maru Botana, cocinera y conductora, nos da tres recetas muy frescas y veraniegas para que puedas hacer en tu casa. Ingredientes fáciles de conseguir y el paso por paso.

 

 

Torta de coco y dulce de leche

 

 

 

Esta era una de las tortas estrella de la confitería King Sao de Punta del Este, y como a mí me encantó desde siempre, hice mi recreación. El coco con el dulce de leche son como el café con un bombón de chocolate: nacieron para estar juntos. Esta torta es crocante por fuera y blandita por dentro, bien homogénea: una suerte de masa de coco con corazón de dulce de leche. Ideal para los fanáticos del coco y perfecta para acompañar un té o como postre de una comida liviana.

Ingredientes

 

8 huevos

 

250 g / 1 y 1/4 taza de azúcar

 

2 cditas. de esencia de vainilla

 

600 g de coco rallado

 

200 g / 1 y 1/3 taza de harina

 

200 g de mantequilla/manteca

 

750 g de dulce de leche repostero
Calentar el horno a fuego bajo (120 °C). Enmantecar (o rociar con spray vegetal) un molde de base desmontable, de 26 cm de diámetro.

 

 

 

En un bol grande, batir los huevos con el azúcar hasta que estén muy blancos y espumosos, a “punto letra” (si se levanta un poco de la preparación con una cuchara y se la deja caer sobre la superficie, se puede dibujar una letra). Agregar la esencia de vainilla.

 

 

En otro bol, mezclar el coco rallado con la harina tamizada e incorporarlos al batido de huevos, poco a poco y en forma envolvente, con una espátula.

 

 

Mirá tambiénLas chicas que sólo quieren tomar whisky

 

Derretir la manteca en el microondas, en un recipiente no metálico tapado con papel plástico transparente, durante 30 segundos. Revolver y, si es necesario, dejarla 10-20 segundos más. Agregar la manteca derretida, en caliente, a la preparación anterior, también de forma gradual, y mezclar muy suavemente para que no se baje demasiado. Debe quedar con la consistencia de un puré espeso y pegajoso. Poner la mitad de la mezcla de coco en el molde y darle forma de tarta (ver fotos): aplastarla bien sobre la base y extenderla hacia el borde levantándolo unos 3 cm. Rellenar con el dulce de leche (si está muy duro, llevarlo unos segundos al microondas), poniéndolo de a cucharadas en toda la superficie y extendiéndolas poco a poco, con la base de la cuchara, hasta cubrir todo hasta el borde. De la otra mitad de la mezcla de coco, apartar 1/3, que será para la decoración, y con lo que queda cubrir totalmente el dulce de leche con ayuda de una espátula, ya que se trata de una mezcla bien pegajosa. No es necesario dejarla lisa, sino más bien rústica. Colocar el 1/3 reservado en una manga con boquilla ancha (Nº 5), estrellada. Ir formando una hilera de copitos alrededor del borde y agregar uno en el centro.

 

 

Llevar al horno y cocinar durante 1 hora, hasta que esté firme. Dejar enfriar bien antes de cortar y servir.

 

 

Rinde para 10-12 porciones

 

 

Torta invertida de mangos​

 

 

 

Esta torta puede hacerse con distintas frutas. Con mangos queda perfecta, pero también es deliciosa con bananas, duraznos, ananá, peras o manzanas. El bizcochuelo es uno de mis clásicos: una masa base que se puede utilizar para cualquier torta. Probé esta receta con mangos porque es una fruta dulce y un poquito ácida, con personalidad y buena textura. Me encanta cómo se combinan los sabores de las frutas en los postres y las tortas. Para los adultos, recomiendo darle el toque final con un almíbar que lleve oporto, coñac o algún otro licor de su gusto. Si no, queda riquísima igual.

 

 

Ingredientes

 

3 mangos medianos / 750 g de mangos frescos

 

Caramelo

 

450 g / 2 y 1/4 tazas de azúcar

 

50 g de manteca/mantequilla

 

 

Bizcochuelo

 

6 huevos

 

450 g / 2 y 1/4 tazas de azúcar

 

1 cdita. de esencia de vainilla

 

250 g / 1 y 3/4 taza de harina

 

1 cda. de polvo para hornear

 

Almíbar

 

100 g / 1/2 taza de azúcar

 

120 ml / 1/2 taza de agua

 

 

 

Opcionales

1) Hacer el almíbar con 1/3 taza de agua y 1/3 taza de oporto o coñac

 

2) 1/2 kg de helado de crema americana o vainilla para acompañar la torta

 

Mirá también3 recetas primaverales de postres con frutillas

 

Encender el horno a temperatura media-baja (140 °C).

 

Pelar los mangos y cortarlos en gajos gruesos.

 

Caramelo

 

En una olla, colocar el azúcar y derretir a fuego medio hasta que empiece a tomar el característico color del caramelo, marrón claro. Remover un poco la olla para que se funda bien todo el azúcar o utilizar una cuchara de madera para terminar de deshacer los cristales de azúcar. Volcar enseguida el caramelo sobre un molde no desmontable de 26 cm de diámetro y agregar la manteca, que se derretirá junto con el caramelo. Con una agarradera para no quemarse, moverlo para que quede toda la base del molde y la pared interna bañadas en caramelo. Colocar los gajos de mango con el caramelo aún caliente, así se insertan bien en la torta. Ponerlos uno al lado del otro, en forma circular, de afuera hacia adentro.

 

 

Bizcochuelo

 

 

En un bol, batir a velocidad máxima los huevos con el azúcar a “punto letra” (si se levanta el batidor y se deja caer un poco de la preparación sobre la superficie, se puede dibujar una letra), agregar la esencia de vainilla y batir un poco más. Tamizar la harina junto con el polvo para hornear. Poco a poco, ya sin batir, incorporar estos ingredientes secos, con movimientos envolventes.

 

 

Volcar el batido de bizcochuelo en el molde, sobre el caramelo y los mangos, y llevar a horno medio-bajo durante 45 minutos, o hasta que al insertar un palillo, este salga seco.

 

 

Almíbar

 

 

Preparar el almíbar. Sacar la torta del horno por un momento, echarle el almíbar de forma pareja, siguiendo un movimiento circular desde el borde hacia el centro de la torta y cocinarla 5 minutos más.

 

 

Enseguida, mientras el caramelo de la base está todavía caliente (si se deja enfriar, se endurece y ¡quedará pegado al molde!), pasar un cuchillo por el borde para despegar los restos de caramelo. Tomar la fuente donde se va a servir la torta, tapar con ella el molde y, con un movimiento rápido, darlo vuelta. Servir sola o acompañar cada porción de una bocha de helado de vainilla o de crema americana.

 

 

Rinde para 8-10 porciones o una torta de 26 cm de diámetro

Torta húmeda de chocolate

 

 

 

Esta torta es para lamerse los dedos, muy fácil de preparar, súper exitosa y un manjar. Recomiendo hacerla en capas, en diferentes moldes, para que salga pareja y sea más sencillo armarla al final. Es ideal para llevar de regalo a un cumpleaños o para cualquier celebración.

 

 

Ingredientes

 

 

Capas de chocolate

 

 

300 g de chocolate cobertura cortado en trozos grandes

 

 

12 huevos grandes (a temperatura ambiente)

 

 

350 g / 1 y 3/4 taza de azúcar

 

 

1 cdita. de café instantáneo disuelto en 2 cdas. de agua caliente

 

 

Relleno y armado

 

 

1/2 kg de frutillas o frambuesas frescas o descongeladas

 

 

500 ml de crema de leche

 

 

30 g / 3 cdas. de azúcar impalpable

 

 

3/4 kg de dulce de leche repostero

 

 

200 g de chocolate cobertura con leche

Capas de chocolate

 

 

Precalentar el horno a 180 °C. Rociar 3 moldes de 26 cm de diámetro* con spray vegetal, envolverlos con papel de aluminio y volver a rociar. Derretir el chocolate en el microondas a intervalos de 30 segundos, revolviendo bien entre uno y otro, hasta que quede homogéneo. Dejarlo enfriar. Batir los huevos y el azúcar a “punto letra” (si se levanta un poco de la preparación con una cuchara y se la deja caer sobre la superficie, se puede dibujar una letra).

 

 

 

Mezclar ambas preparaciones con movimientos envolventes e incorporar el café. Verter 1/3 de la mezcla en cada molde. Llevar al horno durante 20 minutos. Dejar enfriar bien todas las capas antes de armar la torta.

 

 

RELLENO Y ARMADO Lavar las frutillas, sacarles el cabito, y si hay algunas muy grandes, cortarlas por la mitad. Escurrirlas. Batir la crema con el azúcar impalpable hasta el punto chantilly (picos firmes). Mantener en la heladera hasta usarla.

 

 

 

Elegir el plato o la fuente donde se va a presentar la torta. Colocar la primera capa de chocolate, retirándole con cuidado el papel de aluminio.

 

 

 

Reservar 1/2 taza de dulce de leche para la decoración y con el resto untar la primera capa. Como el dulce de leche es bien espeso y las capas son frágiles, para untarlas sin que se rompan, conviene colocar cucharadas de dulce de leche repartidas por toda la superficie y esparcirlas suavemente con una espátula. Colocar la segunda capa encima. Cubrirla con la crema batida.

 

 

Reservar 1 taza de las frutillas o frambuesas para la decoración y distribuir el resto sobre la crema. Tapar con la tercera capa. Untar esta última con una capa finita de dulce de leche (si se rompe un poco, se puede arreglar con las manos, ya que es como un bizcochuelo esponjoso). En el centro, colocar la taza restante de los frutos rojos elegidos. Para terminar la decoración, con un pelapapas, hacer rulos de chocolate cobertura con leche. El chocolate debe estar a temperatura ambiente y los rulos se colocan con cuidado rodeando los frutos rojos (ver foto).

 

 

Rinde para 12-14 porciones *Si usamos un solo molde, se hornea 1/3 de la preparación cada vez. Al sacarlo del horno, se retira con cuidado la capa horneada con el papel de aluminio, y se deja enfriar sobre una tabla, mientras se prepara otra vez el molde.

* De “Las recetas de mi vida”, de V&R Editoras. La presentación será en Punta del Este, el martes 3 de enero a las 19 hs en el Espacio Cultural WMW. Av. Roosevelt esquina San Remo, parada 2.

 

 

 

Entremujeres



0 comments